Mi propósito como artista y como docente, es poder ahondar en las posibilidades gráficas como una manera de indagar en mi propio pensamiento e ir construyendo puentes hacia el observador. La figura siempre me ha inquietado por ser una forma muy directa de reflexionar sobre el ser humano. Atracción, rechazo, proximidad, tensión, dolor, todo ese universo de emociones que puede abarcar la figura y que el dibujo puede expresar.

En resumen mi intención es comunicar, sugerir, conmover a través de la gráfica, que funcione un poco como cómplice del proceso de reflexión y descubrimiento.